El Museo Patio Herreriano se llena de acción

Ayer justamente hizo un mes de la puesta en común de las acciones de los grupos participantes en el proyecto. Por eso mismo la reunión que tuvimos fue tan fructífera: pudimos repensar esta segunda edición y hacer una autocrítica para reposarla durante el verano y volver con las pilas cargadas en septiembre.

La noche europea de los museos se vivió en Valladolid intensamente y mucho en el Museo Patio Herreriano, que estuvo repleto de visitantes, quienes pudieron disfrutar de las actividades programadas y establecer las conexiones entre las colecciones.

El programa del Proyecto Arte en Acción se desarrolló con normalidad, facilitando la escala temporal programada la participación de todos los interesados en cada una de las acciones.

Operacción Biquini estableció su particular zona de baño en el Patio de los Reyes, al que sólo se podía acceder con la debida indumentaria. Ésta, estaba dispuesta en unos improvisados cambiadores, que contenían toda la documentación generada durante el mes previo por los performers, además de los bañadores para el público. Dicha documentación consistía en la descripción de una dieta que cada cual había adaptado para sí y no necesariamente con interés de adelgazar. Cada performer se había sometido a un profeso de modelado de su cuerpo acompañado de diversos ejercicios y de todo se había dejado constancia. Esos “nuevos cuerpos”,  se exhibían en el patio del museo, convertido en un patio de juegos a la vista de todos.

Operaccion Biquini Operaccion biquini DSC04480DSC04381  Operaccion Biquini DSC04463

Cuarenta y ocho ocasiones fue una de las acciones que más impactaron al público, por su carga emocional y sus implicaciones físicas. La performer fue colgada de pies y manos semidesnuda. Sobre su piel, titulares de las cuarenta y ocho muertes de mujeres víctimas de violencia machista en 2013. A su lado, cuarenta y ocho dípticos contenían información sobre cada una de esas muertes y podían ser consultados por el público una vez besaran a la performer, cubriendo su piel de carmín. La tensión de la postura comenzó a hacer mella en la performer, que aguantó estoicamente en honor de cada una de las víctimas.

Cuarenta y ocho ocasiones Cuarenta y ocho ocasiones Cuarenta y ocho ocasiones DSC04538 DSC04552 DSC04556

Carne Fresca fue la única acción invidual, debido a la desintegración del grupo al que pertenecía Pilar Bayón, la performer. Su propuesta consistió en su autoexhibición como “carne fresca” al modo en que se exhibe la carne en los frigoríficos de los supermercados: etiquetada y plastificada. Y es que su cuerpo -aparentemente inerte- había sido vendido a Bankia ya en 2006. Vendemos nuestro cuerpo y no sólo es cuestión de sexo. Esta idea de alienación, de postergación de la vida por el mejor postor quedó perfectamente reflejada en la acción, que mostraba cómo la vida se cambia por dinero más fácilmente de lo que pensamos.

DSC04588 DSC04593 DSC04604 Carne Fresca

Finalmente el Colectivo Punto Rojo puso en marcha su acción crítica con la institución-arte y, sobre todo, con la institución museística: Sin título 2. “Adquirieron” todo tipo de piezas y objetos por el museo con el famoso gomet rojo, fotografiándolos para después realizar “obras de arte” con ellos y ponerlos a subasta entre el público por un máximo de 50 céntimos. De esta manera se ironizaba sobre el sistema de mercado de arte y sobre la definición de lo artístico.

Sin titulo 2 Sin título 2 Sin título 2 Sin título 2 Sin título 2 Sin título 2

Así pues, volveremos en septiembre. Mientras tanto, recopilaremos toda la documentación, información y objetos producidos durante todo el proceso creativo. Por eso hacemos una llamada a la participación de todos los intervinientes, tanto de la primera como de la segunda edición, con el fin de archivar todo y poder construir la exposición que culminará estos dos primeros años de rodaje.

En breve los participantes de este año podrás pasar a recoger las certificaciones por el Museo Patio Herreriano expedidas por el museo y la ESADCyL.

Estamos en contacto…

Anuncios

Feelarte, Insert Coin y Veritas: Acciones de la primera edición

El día 18 de Mayo del año 2013, Día de los Museos, se presentaron las tres acciones conclusivas de los tres grupos de trabajo que finalmente se constituyeron en la primera edición del proyecto: FEELARTE, INSERT COIN y VERITAS.

Feelarte

Feelarte

Cinco maniquíes en ropa interior: Esta era la imagen que daba la bienvenida a los espectadores que presenciaron la acción del grupo Feelarte. Espectadores que pronto se convertían en sujetos de un experimento, ya que eran invitados a vestir a estos inanimados personajes. La finalidad de esta experiencia consistiría en realizar una reflexión sobre los prejuicios que la imagen nos hace tener sobre las personas con las que convivimos diariamente. Tras vestir a su maniquí, cada participante pasaba a realizar una segunda reflexión, relacionar a su personaje, ya ataviado, con una noticia real que pusiera representarle, ya fuera positiva o negativa. El resultado final fue el esperado, aquellos maniquíes que habían acabado peor vestidos iban a  ser relacionados con las noticias más negativas y los mejor vestidos con aquellas noticias de corte positivo. De forma sencilla y con un esquema muy básico, los miembros de Feelarte pudieron experimentar y reforzar la idea de la existencia de profundos prejuicios sociales.

IMG_1142

Insert Coin partió, probablemente, de una reflexión en torno al dinero a causa de la crisis y de las dificultades que ésta está generando. Por un lado, Insert Coin se constituyó como un colectivo que, incluso, tenía un grito de guerra al unísono: el grupo elaboró un manifiesto con el fin de inmolar al dinero, de destruir el simbolismo y el poder del dólar, del euro o del escudo. Se buscaba eliminar todo su poder y reducirlos a la NADA. Se desvaloriza así totalmente la moneda o el billete que, en sí, no significan ni valen nada, pero ostentan un enorme valor alienante adjudicado por los diferentes poderes. Las acciones previas consistieron en grabaciones de los integrantes del grupo limpiándose con billetes, reciclándolos o lanzándolos al agua y pescándolos. Para todas las acciones el grupo iba debidamente identificado con antifaz y corbata, haciendo referencia a la mascarada y al aburguesado y alienante mundo de los negocios.

Veritas

Veritas

La Acción de Veritas partió, a su vez, de una concepción de la verdad como lo que realmente es sin lugar a dudas, como algo dogmático e impuesto, que implica también un deber ser. En nuestra sociedad la información es poder y esa información es la que establece la verdad de las cosas. Veritas no quería sino reflexionar e ironizar sobre la construcción de la verdad por parte de los medios que convierten esa información en un espectáculo. Así pues, parodió un telediario utilizando un “set” de TV en silencio, solo roto por el rasgar de los periódicos. Renunciaba así a la hiperoralidad de nuestra época también, aludiendo a un modo diferente de construir los discursos.
Finalmente se buscó aplaudir a esa verdad construida desde los retales de relatos y desde la parodia y la mentira e incitaral aplauso, demostrando que el espectáculo gobierna la acción, la espectacularización es lo esencial y el publico está domesticado.
IMG_1180